Después de meses de análisis, tomaste una decisión: vas a emprender. No sólo tienes la opción de iniciar un negocio propio, también puedes adquirir una franquicia de las 1,300 marcas que operan bajo este esquema en el país, según la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

Pero antes de adquirir una franquicia, los especialistas recomiendan realizar una investigación sobre el perfil de la marca y el monto de dinero que se requiere para ponerla en marcha. Existen dos tipos de inversiones: baja (menores a 400,000 pesos) o alta (que supera los 400,000 pesos), ambas dependen de lo que se reciba por parte de la franquicia.

Enrique Alcázar, director general de la consultora de franquicias Alcázar y Compañía, advierte que una mayor inversión no asegura el éxito del negocio. “Obtener una licencia de una marca siempre dependerá de una percepción personal y no sólo debe ser influenciado por el bajo o alto costo principal”, agrega el experto.

En el mercado también se ofrecen franquicias que requieren una inversión menor a 100,000 pesos. Sin embargo, Ana Sofía Gallástegui, directora del área jurídica de la firma de desarrollo y comercialización de franquicias Gallástegui Armella Franquicias, alerta que no son negocios con esquemas de franquicia, realmente son autoempleos que están en proceso de formalización enfocados principalmente a servicios.

A continuación, el listado de las cinco franquicias que menor y mayor inversión requieren para sus operaciones, según datos de la AMF: